Pornografía infantil| casos de éxito | descargas ilegales | abogados tecnológicos | pornografía descargada emule | abogados tecnológicos en Jaén | ficheros descargados nombre falso|ficheros descargados y borrados | descargas internet | abogados tecnológicos en Sevilla |

Un Juzgado de Jaén ha absuelto a nuestro cliente por un supuesto delito de pornografía infantil perpetrado, supuestamente, a través de descargas de internet.

Nuestro cliente había accedido a través de un programa de descarga de ficheros P2PEmule .Más concretamente, para realizar la descarga de una película “Celda 211”. El archivo en cuestión se llamaba “Celda211.rar”.Pensando en todo momento que era la famosa película española la que se iba a descargar desde ese archivo.

Cuando terminó la descarga, cual fue su espanto, al encontrarse con pornografía infantil. Niñas de aproximadamente seis o siete años, asustado y horrorizado, inmediatamente borró el archivo, pero no denunció los hechos.

Nuestro cliente, y todo ello fruto de una investigación realizada a nivel nacional, acabó en prisión preventiva, y con todos sus equipos informáticos requisados, había que demostrar que no tenía conocimiento alguno del contenido de aquella descarga.

El artículo 189 del Código Penal, establece penas de prisión que van desde los cinco a nueve años a los que produjeren, vendieren, distribuyeren, exhibieren, ofrecieren o facilitaren la producción, venta, difusión o exhibición por cualquier medio, de pornografía infantil o en cuya elaboración hayan sido utilizadas personas con discapacidad necesitadas de especial protección, o menores de dieciséis años, o el contenido es especialmente degradante o vejatorio.

¿Cómo se localizan los presuntos pedófilos?

En redes P2P, cada fichero lleva asociado un código o hash que lo identifica. El problema es que puede haber un único hash,  pero éste se encuentra asociado a decenas de ficheros con nombre y contenido diferente.

La Policía Nacional y la Guardia Civil, utilizan programas rastreadores. Estos de forma automática, buscan en redes P2P los códigos o hash, que contienen pornografía infantil. De esta manera se localizan a los delincuentes que se dedican a la distribución y consumición de forma activa. Son procesos automáticos. Una vez detectan a alguien y tienen la dirección IP, solicitan permiso judicial para un registro domiciliario y detención.

La necesidad de un abogado tecnológico en los casos de pornografía infantil en internet.

En este caso concreto nos encontramos con algo tan habitual como las descargas que se producen por nombre falso, nuestro cliente quería bajarse la película de “Celda 211” y se encuentra con pornografía infantil, en este caso  se borró inmediatamente el contenido, nuestra labor es demostrar y verificar el uso real que se le ha dado a esos archivos, gracias al informe pericial que aportamos pudimos demostrar que ese archivo de contenido pedófilo no había sido ni visualizado, ni compartido, ni distribuido, pudiendo de este modo demostrar la inocencia de nuestro cliente que se encontraba en prisión, y su inmediata absolución y puesta en libertad.

Aquí volvemos a hacer hincapié en la importancia del trabajo de abogados tecnológicos ante este tipo de situaciones. En las que, por un error, pueden arruinar la vida de una persona. Estamos agradecidos por la confianza depositada en nuestro despacho payerabogados.com. Como veréis, este tipo de situaciones puede ocurrirle a cualquiera, nadie está exento. Para ello estamos nosotros, con una experiencia de más de 15 años, y unos altísimos porcentajes de éxito.

Todos nuestros abogados tecnológicos son profesionales formados, altamente cualificados, y con sobrada experiencia en informática y derecho tecnológico, así como en asistencia a juicios a nivel nacional. Para cualquier consulta, no dude en comunicarse con nosotros en el teléfono 853 851 221  o a través del formulario de contacto de  nuestra página web, estaremos encantados de atenderle.